Con el paso del tiempo, las Ópticas del Vehículo acaban deteriorándose, se vuelven amarillentas y con un aspecto rugoso. Para su seguridad y la de los suyos,también las pulimos, devolviendo así la claridad e iluminación original.

 

Pin It on Pinterest

Share This